Síndrome de Espejo Retrovisor

 ¿Cómo saber si tengo el Síndrome del Espejo Retrovisor?

La Psicología define el “Síndrome del espejo retrovisor” como “estar mirando el pasado y sacar conclusiones hacia el futuro, justificando el presente”. Entonces, es aceptar lo que pasó en el pasado, seguirá pasando en el futuro, siendo ésta una de las creencias, marco mental o paradigma que más limita nuestra productividad personal, alienta el conformismo y la cultura del “no puedo”, “es difícil” “no soy bueno” “no tuve la oportunidad de…” “ es muy complicado” y cero tolerancia al fracaso rechazo. Darnos cuenta de forma consciente del Síndrome del espejo retrovisor es el primer paso para desbloquear la productividad e ir tras tus metas.

Hal Elrod en su libro “Mañanas milagrosas” menciona el concepto del -Síndrome del Espejo Retrovisor- es un techo de cristal a romper y una vez que lo traspasas puedes lograr lo que quieras.  Mencionando que "Estás en dónde estás por la persona que fuiste, pero hacia dónde vas dependerá de las decisiones que tomes ahora y en cada instante."

¿Por qué Espejo Retrovisor?

Imagina que estás conduciendo un auto, tu mente y tu vista está hacia el frente al destino al que quieres llegar. Durante el trayecto, decides echar vistazo al espejo retrovisor para recalcular la ruta y continuas. Sin embargo, si lo haces muy seguido conforme avanzas y observas mucho tráfico, autos con prisa, autos muy pegados a ti, la fila interminable de autos, comienzas a ponerte nervioso y simplemente no avanzas de la misma manera, porque constantemente estamos viendo hacia atrás, hacia el pasado.

 Todos en algún momento tenemos que echar un vistazo al retrovisor, lo que va a hacer la diferencia es: Lo usas para impulsarte o lo usas frecuentemente y te paralizas.

Nuestro subconsciente domina nuestra mente y pensamientos, revive y recrea el pasado continuamente manifestándose en nuestro presente.  Por lo que, cada decisión que tomamos viene de filtros -sesgos- de nuestra propia experiencia pasada.  

Muchas veces no somos conscientes de que estar todo el tiempo mirando el pasado, no solo no deja avanzar, sino genera estrés, cansancio, agotamiento, dispersión, angustia, preocupación que hace que perdamos claridad y enfoque para completar una meta o un indicador en productividad.

La persona que todo el tiempo está viendo hacia atrás -el espejo retrovisor- de su vida personal, laboral y en función de eso no se anima a acciona, está destinado a seguir igual, mientras que la persona que ve el espejo retrovisor -de vez en cuando- para darse cuenta de cuánto ha crecido y cuánto ha cambiado, es aquella persona que rompe sus miedos y se lanza a perseguir sus sueños.

¿Es importante mirar hacia atrás o mirar hacia adelante?

Mirar adelante o al frente, se refiere a prestar atención plena y consciente en el presente, ni hacia el futuro ni hacia el pasado -solo de vez en cuando-, Es mantener la mente en el Aquí y ahora. Solo que tenemos que activar la función de forma manual a nivel subconsciente. Hoy la atención es un activo muy preciado por las empresas y por las personas.

La idea es darnos cuenta de que tanto vivimos en el pasado, que tanto repetimos patrones de comportamiento y romper con la creencia “De que lo que fuimos e hicimos no es necesariamente lo que ahora somos y mucho menos lo que podemos hacer”

Es de vez en cuando, mirar hacia atrás para reflexionar sobre resultados, comportamientos y procesos con un enfoque de mejora, mediante preguntas poderosas que rompan el síndrome del espejo retrovisor ¿Que hizo que no pudiera? ¿Qué me faltó? ¿Cuánto he crecido y mejorado? ¿Qué estoy haciendo bien? ¿Cómo puedo mejorar? ¿De qué otra manera lo puedo hacer? ¿Cómo puedo….?

Luego, enfocarse en el presente, en el plan de viaje al destino y no quitar la vista hasta cumplir la meta o llegar al destino.

Activa el modo Mirar al frente para evitar el Síndrome del Espejo Retrovisor

1.Haz las paces con tu pasado, arregla lo que tengas que arreglar.

2.Cuida lo que cultivas en tu mente: Lo que ves, escuchas, lees y sobre todo sientes.

3. Observa cuando te sales del camino o comienzas a mirar mucho atrás

4. Haz preguntas inteligentes, ¿Como puedo? ¿En qué...? ¿De qué otra manera? evita el por qué… generalmente se enfoque a buscar culpables o justificar.

5. Ten la meta, indicador o destino a la vista (te mantendrá mirando al frente)

6. Activa tu modo mirar al frente, es decir, mantente enfocado en lo que estás haciendo

7. Da un vistazo al espejo retrovisor solo para evaluar tu progreso.

Conclusión

Si quieres ser productivo, cambiar tu mentalidad, dejar de tener miedo a fracasar, a ser rechazado o superar tus limitaciones del pasado, tienes que dejar de vivir en el pasado (Síndrome del Espejo Retrovisor) que impiden que intentes cosas nuevas. Debes mirar al frente enfocado en el mundo de posibilidades que existen para llegar a ser esa persona en la que te quieres convertir.

Si necesitas llevar temas de desarrollo empresarial a tu equipo, contáctame en mis redes sociales.

https://www.mentesproductivas.com/

https://www.facebook.com/raquellizamarivera?mibextid=ZbWKwL

https://www.instagram.com/raquellizama?utm_source=qr&igsh=M2JlemxkaHV4ODJh

Recuerda que la capacitación es siempre la mejor inversión, por ello LUISA la primera plataforma, que contacta capacitadores con empresas esta a tu alcance de manera gratuita pata buscar a todos los capacitadores que necesites en

www.luisaconnect.com

Fuentes consultadas

Libro: Mañanas milagrosas

BLOG.AUTHOR: Raquel Lizama - 21/03/2024